Publicado: 28 de Marzo de 2018

El 'Internet de las Cosas', y todo lo que le rodea, está en boca de todos durante estos últimos años. Pero, ¿qué es y qué se puede lograr a partir de este concepto? Con el objetivo de contestar a estas y otras muchas preguntas, Vodafone ha presentado, en el estand que tienen preparado en uno de los pabellones del Mobile World Congress, algunos de sus proyectos del conocido como 'Internet de las Cosas' basados en la tecnología NarrowBand-IoT (un tipo de conectividad de banda estrecha que mejora los niveles de cobertura y ayuda a conseguir una mayor duración de la batería de los sensores).

Una presentación en la que la compañía ha mostrado diversos proyectos en los que el 'Internet de las Cosas' está directamente involucrado. Entre otras, Vodafone ha presentado un barco conectado capaz de monitorizar el estado de su motor en tiempo real o un probador digital mediante el que el usuario puede escoger la ropa que mejor le siente en cuestión de segundos.

Los proyectos de Vodafone basados en NarrowBand-IoT

Previa a al demostración de sus últimos productos, Vodafone ha revelado que potencia sus conexiones basadas en NarrowBand-IoT tras llegar a un acuerdo con Grupo POAS. Un acuerdo mediante la que la compañía implementará más de cien mil conexiones de este tipo en todo España. Gracias a ello, la empresa puede ahondar en proyectos como los que posteriormente ha presentado. 

En primer lugar, Vodafone ha presentado un casco conectado. Un producto, que cuenta con hasta seis años de vida útil, que ayuda a prevenir accidentes laborales. ¿Cómo es posible? Gracias a un pequeño sensor que se encuentra dentro del casco. Como si de un chivato se tratase, este dispositivo se encarga de avisar al trabajador cada vez que lleve mal puesto el casco.

El 'Internet de las Cosas' como ayuda para la prevención de riesgos laborales

Pero no solo eso, el sensor también es capaz de emitir una alarma cuando el trabajador haya recibido un impacto en la cabeza e incluso enviar datos a los gerentes de la empresa para que (a través de un mapa de calor) puedan saber cuáles son rincones de una fábrica en los que más accidentes hay. Gracias a ello, la compañía puede revertir la situación y extremar las medidas de seguridad en estas zonas.

A continuación, y siguiendo con la prevención de riesgos laborales, la compañía ha presentado un dispositivo multisensor dirigido al cuidado del medio ambiente. Este producto, que tiene una vida útil de siete años, es capaz de detectar distintos motivos como la humedad de una habitación (de entre 30/40 metros de entorno), el movimiento, los escapes de gas y el calor. 

Del espejo interactivo a la motocicleta del futuro

Tras superar esta primera fase, Vodafone ha presentado a los medios de comunicación un espejo digital interactivo que permite al cliente escanear cualquier prenda de la tienda y optimizar su experiencia en la misma. Un espejo que tiene como objetivo acabar con las largas colas e incluso mejorar el servicio de cada establecimiento. 

Más adelante, la empresa ha mostrado un concepto de lo que Vodafone entiende como la motocicleta del futuro. Un vehículo completamente conectado en el que el 5G se convierte en la piedra angular. A través del teléfono móvil, que se incorpora en la motocicleta, el piloto sabrá en todo momento qué pasa en la carretera. Gracias a ello, podrá optimizar su ruta e incluso buscar carreteras alternativas para descongestionar la carretera. 

Por último, Vodafone ha presentado la termopila. Una batería que, a través del calor, es capaz de ofrecer electricidad suficiente como para alimentar a un sensor durante toda la vida. En definitiva, la compañía ha mostrado cómo actúa el 'Internet de las Cosas' a día de hoy y cómo puede hacerlo de cara al futuro.

http://cadenaser.com/autor/david_justo_doctor/a/