Publicado: 3 de Mayo de 2018

Si tienes una empresa con presencia en Internet, ya sabrás que contar con un blog en tu web mejora su posicionamiento orgánico, atrayendo nuevos clientes y fidelizando a los ya existentes. Sin embargo, a veces no basta con eso, especialmente cuando quieres conseguir visitas recurrentes o comunicar alguna nueva oferta o servicio.

Abrir un nuevo cauce de interacción con tus usuarios y crear una newsletter -o boletín, en castellano- te permitirá comunicarte con ellos -y con algunos potenciales interesados- de una forma periódica y efectiva, aportándote una base de datos propia con la que además podrás conocer mejor a tu audiencia y potenciar sus compras.

5 razones para tener tu propia newsletter

Las newsletters son uno de los recursos de marketing más utilizados por las empresas -piensa en alguna de las grandes que no la tenga-, pues generan conocimiento y conciencia de marca, posibilitan dar a conocer tus nuevos productos y servicios de una forma menos intrusiva, son efectivas y fomentan las ventas.

El acceso a la tecnología hoy en día también ayuda, pues existen infinidad de herramientas y plugins gratuitos y fáciles de usar para el envío masivo, con los que podrás tener tu propia newsletter en tan solo minutos.

Entonces, además de por su capacidad para conectar y comunicar y por la facilidad de ejecución, ¿por qué es una buena idea? Te damos 5 razones:

1. Es una herramienta de uso cotidiano

De acuerdo con el “Informe sobre el uso y percepción del email marketing en España” elaborado por Adigital, al menos el 80% de los usuarios consulta el su correo varias veces al día, siendo una de las principales actividades que realizan en Internet.

Y es que el email -también las aplicaciones de mensajería-, se utiliza para informarse y hablar con proveedores, clientes, compañeros de trabajo, familiares, amigos e incluso marcas, siendo un canal directo con el que poder establecer una relación con tus clientes.

2. Bajo coste, grandes resultados

El coste de mandar una newsletter de manera periódica a tus usuarios es muy bajo si lo comparamos con otras iniciativas de marketing -existen plataformas gratuitas como MailChimp o Mailrelay, por lo que el gasto se mide más bien en las horas que inviertas en la preparación y el envío- siendo, además, el método más efectivo para mantener una comunicación fiel en el tiempo, para generar un vínculo y permanecer en la mente de los usuarios cuando ellos mismos o alguien de su entorno necesiten un producto o servicio de tu sector de actividad.

3. Tantos objetivos como desees

Una newsletter no solo sirve para enviar contenidos del blog de forma mensual, quincenal o semanal, sino que puede ser utilizada para múltiples objetivos. Algunos de ellos:

  • Felicitar a los usuarios el día de su cumpleaños para mejorar tu imagen de marca.
  • Enviarles promociones personalizadas en función a su registro de compras.
  • Informar de nuevos productos y servicios.
  • Organizar concursos.
  • Incluir encuestas o formularios para conocer su perfil.

4. Datos, datos y datos 

Para enviar una newsletter necesitarás una base de datos, base que irás enriqueciendo con cada envío. ¿Cómo? Mediante nuevas suscripciones desde tu web, con las respuestas automáticas de cambio de email que recibas o a través de recomendaciones.

Además, las herramientas de envío de newsletters ofrecen datos sobre qué clientes han abierto tu envío -y por lo tanto están interesados- y cuáles han consultado un contenido en concreto. De este modo, sabrás más sobre sus gustos e intereses, conocimiento que podrás aprovechar para impactar comercialmente de una manera más consciente y coherente.

5. Aumento del tráfico a tu web

Si en tu blog o redes sociales es donde te posicionas, a través de contenido útil y original, como un experto en tu sector; en tu web es donde lograrás las conversiones, que podrán ser ventas o contactos para solicitarte más información o un presupuesto.

Una newsletter es una forma inmejorable de enviar tráfico a tu web a través de banners o links a tus nuevos productos u ofertas. Cuanto más tráfico tengas en tu web, más opciones de que un cliente o un potencial cliente convierta.


Publicado en www.ideasparatuempresa.es Pincha aqui para ver original